Retrato de la empresa

Tecnología médica innovadora diseñada en Suiza

SCHILLER fue fundada en 1974 por Alfred E. Schiller. Aunque la empresa comenzó con un solo trabajador en un piso de cuatro habitaciones, hoy en día se ha convertido en un sólido grupo con cerca de 1000 empleados, 30 filiales y una red de ventas internacional. Actualmente, SCHILLER es un importante fabricante y proveedor mundial de dispositivos de diagnóstico cardiopulmonar, desfibrilación y monitorización de pacientes, así como de soluciones de software para el sector sanitario.

Durante más de cuatro décadas, SCHILLER ha dedicado todo su esfuerzo a luchar contra la muerte súbita de causa cardíaca. Mientras la mayoría de los fabricantes conocidos vendían dispositivos de emergencia grandes y pesados, SCHILLER presentó un práctico electrocardioscopio diez veces más ligero. En esa época la empresa no solo se labró una excelente reputación, sino que logró establecer nuevas normas. Dos años más tarde apareció el dispositivo ECG de emergencia, más pequeño y con impresora integrada. Incluía un microordenador que permitía medir e interpretar el ECG automáticamente. Esto abrió el camino a la detección precoz de los trastornos cardíacos. Aplicando terapias y medidas de rehabilitación adecuadas, los médicos podían ahora proteger a personas de todos los grupos de edad de una muerte súbita por causa cardíaca.

Con el éxito aumentó también la cartera de productos: monitores de presión arterial y espirómetros vinieron a completar la gama; también se empezaron a fabricar estaciones de diagnóstico completas y dispositivos de monitorización para clínicas y consultorios médicos.

La ampliación de la gama de productos dio lugar a una expansión de los centros de fabricación y competencia. Además de las oficinas centrales de Baar (Suiza), SCHILLER abrió un centro de competencia en Wissembourg (Francia) especializado en los campos de desfibrilación y monitorización. Más tarde se abrió otro centro de competencia en Graz (Austria). Medilog pasó a formar parte del Grupo SCHILLER. Esta nueva alianza permitió a SCHILLER adquirir conocimientos adicionales en el campo del ECG a largo plazo de alta gama y conservar su posición de liderazgo. El siguiente paso importante llegó en 2014 a través de su alianza con GANSHORN, una empresa especializada en el diagnóstico de la función pulmonar. En esta época en la que la neumología y la cardiología se encuentran cada vez más próximas, se necesitaban soluciones inteligentes y combinadas. Las dos grandes empresas comprendieron pronto que existía esta necesidad y decidieron consolidar su colaboración a largo plazo. Recientemente, SCHILLER AG ha adquirido la mayoría de las acciones de GANSHORN.

SCHILLER ha desarrollado productos únicos, como FRED easyport® (el desfibrilador más pequeño del mundo) o el software «Fire of Life», que se utiliza para analizar el sistema nervioso autónomo. El sistema estudia la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) y representa el estado del paciente en el gráfico «Fire of Life». Este gráfico muestra cómo responde el paciente al estrés y cómo reacciona al reposo, lo que abre posibilidades de diagnóstico totalmente nuevas y permite, por ejemplo, reducir el riesgo del síndrome de desgaste profesional (burnout).

Sin embargo, SCHILLER no se duerme en los laureles, porque para esta empresa suiza la innovación es una prioridad. Cada vez hay más innovaciones cerca de la fase de prueba.

A pesar de su continuo crecimiento, para SCHILLER el tamaño no es tan importante como la fortaleza. SCHILLER confía en la motivación de su equipo, en la creatividad, en la apertura a nuevas ideas y en la valentía de ser pioneros. «The Art of Diagnostics» es un concepto infinitamente creativo que nos impulsa a mejorar continuamente nuestros productos.

 

¿Es usted profesional sanitario?

Validar

Aviso La información incluida en esta página web está dirigida a profesionales de la salud.