Paro cardíaco en un vuelo a Suecia

Un empresario sueco se encontraba en un avión que viajaba de Turquía a Suecia cuando, de repente, el personal de vuelo formuló esta pregunta: «¿Hay un médico a bordo?».

Uno de los pasajeros, un varón de 35 años, había sufrido un paro cardíaco y necesitaba atención médica urgente. Por suerte, el empresario sueco, que no era un médico pero llevaba un desfibrilador de bolsillo FRED easyport en su equipaje de mano, pudo acudir al rescate. Él y otra pasajera, que resultó ser una enfermera especializada en cardiología, pudieron llevar a cabo las medidas de reanimación necesarias. Cuando llegaron al aeropuerto de Arlanda, el «paciente» se encontraba en estado estable.

Volvió a nacer gracias a la feliz circunstancia de contar con un desfibrilador a mano.

Aquí encontrará más información en sueco sobre esta historia con final feliz.