FRED easy Life en las farmacias austriacas

A iniciativa de las farmacias austriacas y atendiendo a determinados criterios estratégicos, se seleccionaron 30 farmacias a las que se dotó de un desfibrilador. SCHILLER está orgulloso de formar parte de este proyecto y poder contribuir una vez más a salvar vidas.

Tras un paro cardíaco, las medidas necesarias deben tomarse con mucha rapidez. Las posibilidades de que el paciente sobreviva disminuyen aproximadamente un 10 % cada minuto. Transcurridos 3 minutos, el cerebro y los demás órganos esenciales ya no reciben oxígeno suficiente.
El uso de un desfibrilador y la realización de compresiones torácicas puede aumentar enormemente las posibilidades de supervivencia.

La iniciativa «HERZsichere Apotheke» (farmacia cardiosegura) fue establecida por la Sociedad Austriaca de Farmacéuticos en colaboración con «Puls», una asociación que lucha contra la muerte súbita cardiaca, con el fin de aumentar la disponibilidad de desfibriladores en Austria. Las farmacias son lugares perfectos para los desfibriladores: por una parte, están ubicadas por todo el país y a menudo mantienen un horario ampliado de apertura; por otra parte, son centros de competencia en salud y son frecuentados por muchas personas cada día.